10 de enero de 2014

Enero


Después de todo, ya solo me dan frío los signos de interrogación.

“A veces llueve y te quiero. A veces sale el sol y te quiero. La cárcel es a veces. Siempre te quiero” (Galeano)