8 de enero de 2014

Amares


Se ama mientras se puede. Sin más por qués que un porque sí. Sin mañana. Sin esperar. Sin saberlo. Sin congelar para otro día. Lo contrario es desamar. Eso ya es para toda la vida.