21 de febrero de 2014

En vilo

Tanto visitante inesperado le hizo pensar en lo peor. Los médicos no le habían contado la verdad y de allí no iba a salir. Hasta que apareció su tío para anunciarle la buena nueva, más nueva que nunca: el Consejo de Administración había decidido aceptarle como miembro.


Es mi microrrelato para el concurso de Relatos en Cadena, en la SER, de esta semana. Debe empezar por "Tanto visitante inesperado"