4 de febrero de 2014

Autodestrucción

Recupero esto que escribí en una de mis mudanzas con los muebles del amor. Removiendo conceptos mejoramos las herramientas que nos trabajan, las palabras:

Necesito a alguien a quien decirle que es lo mejor que me ha pasado en la vida.

Que nunca nadie me hizo sentir así.

Necesito que me necesites.

Que me hagas sentir especial si pienso que solo eres para mí...

Y me sienta completo diciéndome que soy solo para ti.

Que cambiaré tus males y aceptarás, como yo, los míos.

Podré decir "te quiero", que es como decir que solo te salvo a ti.

Renunciando a todo lo demás por esa idea en la que te has convertido.


"El amor no es escencialmente una relación con una persona específica; es una actitud, una orientación del carácter que determina el tipo de relación de una persona con el mundo como totalidad, no con un “objeto” amoroso. Si una persona ama sólo a otra y es indiferente al resto de sus semejantes, su amor no es amor, sino una relación simbiótica, o un egotismo ampliado." (El arte de amar, Fromm)