22 de noviembre de 2014

Empatía

Imaginó a su madre limpiando aquel restaurante para que a él no le faltase nada en su adolescencia. Y esta vez no quiso buscar un chiste fácil o un piropo con el que arrancarle otra sonrisa. Señaló a la señora de verde que frotaba de rodillas la base de uno de los taburetes de la sala de descanso y dijo, para los dos, "yo no vuelvo a poner un pie ahí".