9 de septiembre de 2014

Hay veces

Hay veces que no me alcanza
con verme
en estas calles, su cielo
y sus miradas.

Me leo
y mis palabras me dan
vueltas
como a naipes de tristezas.

Tengo miedo de no verme
en tus ojos,
pero más de verme
en ellos.

Hay días
que no me reconozco
y todo está vivido
o fuera de lugar.

Mi iría
si supiera lo que soy.

Otros días, los menos,
siento un espacio mío
y me invento
y me vengo
de estas derrotas de siempre.