28 de noviembre de 2016

Microcuento

Se miraron. Y esta vez la alegría dio una sombra nueva: ambos sabían por qué iban a morir.