22 de noviembre de 2016

El reloj y la cuerda

Siempre llegaba antes de la hora. Al colegio, a la cita con el médico, a las clases de música, al botellón, a su primera cita, al trabajo...

Cuando apareció el amor de su vida, ya estaba casada y tenía dos maravillosos hijos.