7 de marzo de 2014

Respuesta

Detuvo el disco
de la melancolía titubeante
para colocarlo
junto a su colección de derrotas,
tomó de un trago
los versos de siempre
y abrió los ojos
por fin
para moldear
las sombras de la infancia
con sus propias manos