18 de mayo de 2017

Microcuento 58

Las palabras quedaron a las puertas
y nunca entraron en detalles