14 de mayo de 2017

Microcuento 53

Era la flor que para conocer más lugares debe arrancar sus raíces
y después renovar esa herida para sobrevivir