9 de diciembre de 2016

Pintada

Lo bueno de echarte de menos es que lo pinto todo con tu nombre.
Lo malo es que yo pinto muy mal.