4 de diciembre de 2016

Sin previo aviso

Sobrevivieron unas cuantas mariposas
de vez en cuando aletean un recuerdo
que se estrella
en la pleura de mis imposibles