20 de abril de 2017

Microcuento 40

Entregó el corazón a su niño interior y le pidió que lo guardara.
La indiferencia había soltado a los perros.
Otra vez.