29 de julio de 2014

Imposibles naturales

Como el Sol
persiguiendo el aroma de la lluvia.
Ella calmaría
su esencia
de combustión constante que,
un día,
acabará con él.
Pero
cuanto más se le acerca
antes desaparece.