19 de mayo de 2014

La creación del mundo

Lo más bonito que existe. Eres.
Creo.
Ilusiones y nostalgias
de la mano
dan forma a las calles.
Sonrisas que prometen y
derrotan amarguras.
Ni rastro
de niños muertos.
Pero una mañana
clavada a las otras
desvela el tedio en las nubes
que lloran
palabras huecas.
Creas.
No vales nada. Eras.
Yo
no sabía que,
en algún lugar,
me esperaba algo así. Además de ti.
Adiós.
Creo.
Nunca seré capaz
y
contigo sería feliz.
Qué gracioso el camarero.
Qué guapos los críos.
Los perros, las aves. Todo cambia
y maravilla.
Pero
cómo iba yo a saber.
Perdóname.
Pues que te den.
Estúpida dependienta.
La puta gente...
Como los gatos antes de ti,
a su bola.
Me da igual.
Y no.
Todo cambia,
vaya mierda.
Creo.