2 de marzo de 2017

Microcuento 16

Cayó la noche, cerró los ojos e irrumpió otra vez esa sonrisa.
El asesino siempre vuelve al lugar del crimen.