12 de septiembre de 2017

Microcuento 126

Solo empezar con otro me quitaría el mal sabor de boca, pensó.
Y qué pereza, dijo antes de tirar el plato al suelo